Reproducimos las obras en las que Rosales posó para los pintores Maureta, Valdivieso y para el escultor Vallmitjana.
No hemos podido localizar el Hamlet de Fortuny para que igualmente posó en correspondencia con el Hamlet de Rosales para el que posó el pintor de Reus.

 
 

Domingo Valdivieso y Henarejos (Mazarrón, Murcia 1830 – Madrid 1872)

Fue empleado de Correos. Estudia Bellas Artes. Sus primeros trabajos fueron litografías para ilustrar obras de lujo. En 1861 es becado por la Diputación de Murcia y estudia dos años en Paris y dos en Roma. En la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1862 obtuvo una tercera medalla, con Las hijas del Cid abandonadas por los Condes de Carrión y en 1864 con el Descendimiento de la Cruz obtuvo una segunda medalla y fue adquirido por el Estado. Estuvo en la Exposición Universal de Viena (1873).

 

 
Cristo yacente. Museo de Bellas Artes. Murcia.
 
Con objeto de cumplir sus compromisos de pensionado envió a la Diputación de Murcia tres obras, una de ellas fue Cristo yacente, estudio para su gran cuadro de El Descendimiento. Para el Cristo le sirvió de modelo Rosales como narran Antonio Messeguer, Antonio Marichalar, marqués de Montesa y otros. Este Cristo fue premiado con medalla de oro en la Exposición Regional de Valencia en 1867. Baquero Almansa afirma “que es la joya del Museo, sigue, atrayendo desde luego los ojos que lo ven y cuanto más lo contemplan más se aplacen en aquel dulce concierto de felices elementos pictóricos, que penetra hasta el alma… Esto explica que haya sido copiado tantas veces.”.

 

 
Descendimiento. Museo Provincincial de Jaén.
 
El mismo autor afirma del Cristo que “vale él solo por toda aquella composición más aparatosa, pero no, en conjunto más sentida, más inspirada, más tocada de poético misticismo”.

Y sobre el Descendimiento Pompey ha escrito:

“El desnudo de Cristo es lo más importante; la difícil empresa está lograda con un dibujo que peca de corrección académica un poco fría la expresión de la línea; pero estos reparos adquieren un tono de benevolencia cuando pensamos que para este desnudo de Cristo muerto sirvió de modelo el gran pintor Eduardo Rosales: la distinguida figura del pintor madrileño, glorificando el cuerpo desnudo de Cristo, que es todo un símbolo de esta obra de arte.”-

Pompey: Museo de Arte Moderno. Guía Espiritual, pág 52.
 
Gabriel Maureta y Aracil (Barcelona, 1832 – Madrid, 1912)

Alumno de Esquivel y Federico Madrazo estudió Bellas Artes en Paris en 1853 y 1854. Pintor de historia, sus cuadros se inspiran en la obra de Modesto Lafuente. Fue galardonado con tercera medalla en la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1858 y con segunda en la de 1864 y en 1867 en Paris. En 1876 obtuvo medalla en la Exposición de Filadelfia. Amigo de Rosales que le eligió albacea de su testamento y posó para él en el cuadro reproducido. Torcuato Tasso se retira al convento de San Onofre sobre el Gianiculo. Óleo/lienzo. 1’21 x 1’71 cm. Museo del Prado (nº 4740) depositado en el Ministerio de Justicia (Madrid).

   
Torcuato Tasso se retira al convento de San Onofre sobre el Gianiculo. Museo del Prado.
Retrato hecho a Rosales por Maureta, para su Torcuato Tasso.
   
 
Pese a que el episodio es tratado con la veracidad que se requería al género histórico en cuanto a la localización, vestuario, etc. Maureta reprodujo las pinturas al fresco de la galería del convento que fueron realizadas hacia 1600 por Domenichino, Claudio Ridolfi y Sebastián Strada, por lo que no existían cuando Tasso (1544-1595) se retiró al citado convento.

Torcuato Tasso (1544-1595) fue llamado, por el Papa Clemente VIII a Roma para ser coronado como poeta. Antes de llegar y como dice el Catálogo de la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1864: “Triste, abatido y sintiendo agravar su enfermedad, rogó al cardenal Cinzio le condujera al Monasterio de San Onofrio. Cuando llegaron salieron a recibirles el Prior y los monjes. –Padre mío, dijo Torcuato, aquí vengo a morir a vuestro lado.”.

 
Maureta obtuvo segunda medalla en la citada Exposición por esta obra.

Bibliografía: Cat. Exposición: El Mundo Literario en la pintura del s. XIX del Museo del Prado. Madrid. 1994.

 
Agapito Vallmitjana (Barcelona 1833 – 1905).

En su mocedad siguió un oficio manual, pero sorprendidos sus amigos por sus excepcionales cualidades le animaron a ingresar en la Academia Provincial de Bellas Artes. Con su hermano Venancio hicieron excelentes esculturas religiosas. Isabel II les visitó en su estudio y Agapito le ofreció un estudio de la Reina con su hijo el príncipe Alfonso, que la Reina le encargó lo labrara en mármol. Los hermanos recibieron muchos encargos del extranjero.

Agapito se dedicó preferentemente a la escultura funeraria y religiosa, entre las que destaca su Cristo yacente (1872) (Museo del Prado. Madrid) para el que le sirvió de modelo Rosales. El Museo Frederic Marès (Barcelona) conserva las terracotas que el escultor catalán realizó para su obra en mármol. La escultura se llevó a la Exposición Universal de Viena (1873).

 
 
Cristo yacente. Museo del Prado.
 
Vícor Manzano.

Rosales posó para Víctor Manzano en su cuadro "San Lorenzo delante del emperador Valeriano" (1856) para la cabeza del santo. Cuadro no localizado.

 

Luis Rubio Gil

junio, 2003