Eduardo Rosales admira a Ghirlandaio
 
El 29 de agosto de 1857 Rosales recoge en su diario la visita que hace a la iglesia florentina de Santa María Novella y la plaza donde ésta se encuentra ubicada:
"En la plaza de Santa María Novella, en un pórtico que se encuentra frente a la iglesia, he visto sobre una puerta dos santos abrazándose, de Della Robbia, divinos" Rosales nos ha dejado un dibujo de esta obra (colección particular).
 

Así es, en el lado opuesto de la Iglesia de Sta. María Novella se encuentra la Logia di San Paolo, de elegantes arcadas sobre columnas (1489-1496), en el frente medallones de Andrea y Giovanni della Robbia, bajo el pórtico un luneto con el Encuentro de San Francisco y Santo Domingo, de Andrea della Robbia.

Sigue diciendo que "En el coro (de Sta. María Novella), frescos pintados por el mismo Ghirlandaio son un poco inferiores; sin embargo, hoy volveré a verlos".

San Francisco y Santo Domingo (copia de Andrea della Robbia)

 

Giovanna degli Albizzi y su séquito

(copia de Ghirlandaio) 1857

Se refiere Rosales a los frescos de Ghirlandaio en la capilla Tornabuoni, en cuyas paredes se encuentra el magnífico ciclo dedicado a la Vida de la Virgen (a la izquierda) y a la historia de San Juan Bautista (a la derecha); al fondo a los lados del ventanal, con vidriera diseño del mismo Ghirlandaio, se representa a Sto. Domingo quemando libros heréticos, el Martirio de San Pedro y los retratos del matrimonio Tornabuoni: Giovanni y Francesca Pitti-Tornabuoni.

Ghirlandaio (1449-1494) fue uno de los grandes maestros del arte italiano cuyas grandes obras se pueden admirar en Florencia. Tuvo como discípulo a Miguel Ángel.

Al decir Rosales que los frescos de Sta. María Novella son "un poco inferiores" se refiere en comparación a los que en la misma Florencia se encuentran en la Capilla Sassetti, de la Iglesia de la Trinidad, que antes había ponderado.

De la capilla Tornabuoni nos ha dejado otro magnifico dibujo. Perteneciente al ciclo de la Vida de la Virgen.

Una excelente reproducción de las obras de Ghirlandaio ha sido editada por Könemann. El estudio se debe a Andreas Quermann.

 

Luis Rubio Gil

Junio 2002

 
Volver a los artículos