Rosales vivio en la Calle Alcalá nº 50, Madrid.


Al regresar de Roma en 1869, Rosales, ya casado con Maximina Martínez Blanco, alquiló, en Madrid, la vivienda de Alcalá, 50, entresuelo. Allí vivirá la familia hasta el verano de 1873 que se trasladará a la calle Válgame Dios, 2 principal. En ésta murió el 13 de septiembre de ese año. El archivo de Rafael Gil conserva una carta del pintor, desde Panticosa, a su esposa comentándola la forma de realizar el traslado.

 

 

En el Archivo de Villa [sig. 4-48-70. Tomo 53. Pág. 45] se encuentra el proyecto de la fachada de la casa. Se registra que en 1846-1847 se dio "licencia" a D. Ignacio Olea para edificar la calle Alcalá número 50, mod. 3 antiguo. Mª. 272". El arquitecto fue D. Manuel García.

Sabida es la amistad que Rosales tuvo con D. José Olea, hijo de D. Ignacio, pues en 1871 retrató al propio D. José y a la Stra. J. de Olea que habitaban el piso principal.

Consultado el plano de Madrid de la época donde se enumeran las manzanas, la nº 272 corresponde a los actuales números 28, 30, 32 de la calle de Alcalá. La casa fue derruida. El mismo Archivo de Villa conserva el empadronamiento del 1º de junio de 1871

 

 

[Sig. 6-160-8. Rollo 520/93] en el que con letra de Rosales se indica la antigüedad de dos años en el piso. Con el matrimonio vivía su hija Eloísa y tres sirvientes. Pagaba 83 pts. mensuales por el alquiler.

El traslado a la casa de Válgame Dios, se debió al deseo del pintor de estar más cerca de su estudio que, desde 1869, alquiló en la calle Libertad, 23 cuarto piso.

 

Casa que hoy día conserva su primitiva construcción y en cuya fachada hay una lápida puesta siendo alcalde de Madrid D. Juan Barranco.

Luis Rubio Gil

Mayo 2002

 
Volver a los artículos